Un jardín bien cuidado se disfruta tremendamente y, además, refleja la personalidad, el buen gusto y la calidez de quienes lo poseen y/o atienden. Para conseguir un espacio ideal es fundamental contar con maquinaria de jardinería de alta calidad. Veremos a continuación una serie de consejos útiles para lograr un jardín maravilloso y mantenerlo en condiciones adecuadas.

El césped: un bello protagonista

Antes de sembrar el césped es necesario verificar que se dispone de al menos 25 cm de suelo neutro fértil, que contenga un 60% de arena, para que drene correctamente. Conviene trabajarlo con una motoazada o un motocultor, nivelarlo y luego solarizarlo, tapándolo con plástico durante un mes de buen sol, manteniéndolo húmedo. Con esto se desinfecta el suelo, para luego sembrar el césped. El primer corte se realizará cuando alcance unos 10 cm, y se dejará a unos 6 cm de alto, con una máquina cortacésped elegida en función de la superficie a mantener. Para un área reducida bastará con una máquina eléctrica, pero para una mayor resultará imprescindible una cortacésped potente, con motor de gasolina. En cada corte posterior se quitará 1/3 de la altura del césped. En primavera y otoño se cortará semanalmente, en verano cada 15 días y el último corte se hará a principios de invierno. Luego no se cortará hasta la primavera. Los bordes de los parterres y caminos se perfeccionarán con una desbrozadora ligera y de fácil manejo.

El diseño del jardín

Para disfrutar de un efecto visual armonioso se colocarán los árboles y las plantas de gran tamaño en la zona perimetral. Quedan muy bien los fresnos, arces, acacias y bahuinias, o, por qué no, un cerco natural de crataegus. Luego se definirá una zona media, delante de la mencionada, integrada por plantas florales como hortensias, rosa laurel y guillomo de saskatchewan, sin olvidar los arándanos y el árbol capulín o prunus salicifolia, ambos proveedores de bonitos frutos rojos comestibles. La zona del borde de los parterres incluirá plantas anuales con flores, destacando variedades de alyssum, lobelias, begonias, agerantum, pensamientos, petunias y musgo rosa. En sectores umbríos mejor plantar coleus y torenias.

Tenemos uno o varios árboles demasiado grandes. ¿Es conveniente dejarlos como están?

La mejor idea es mantener los árboles de sombra con un tamaño que no se vaya de las manos. Si existe alguno de dimensiones excesivas será necesario podarlo con una motosierra que facilite el trabajo de llevarlo a una medida segura. La poda radical se hará en invierno. Se debe comenzar cortando las ramas exteriores, para luego efectuar los cortes de las ramas más gruesas. En caso de decidir eliminar el árbol se hará imprescindible una motosierra potente, de más de 2 Kw. También será la adecuada para trabajos frecuentes de poda.

Además de la maquinaria de jardinería, es de primera importancia disponer de accesorios de protección personal como gafas, viseras, guantes y espinilleras, que prodigarán la seguridad fundamental para emprender con acierto las múltiples labores del jardín. De esta manera el trabajo en el jardín se convierte en una fuente de ejercicio físico seguro, relax mental y magnífica desconexión de las rutinas cotidianas.