Jardín Botánico de la Universidad de Varsovia

Jardín Botánico de la Universidad de Varsovia

Es uno de los jardines botánicos más antiguos de Polonia (cuenta con casi 200 años). Es éste un lugar especial que constituye un sustituto de la naturaleza salvaje en el centro de la gran ciudad. Se encuentra situado en el mismo centro de la ciudad, justo al lado del Parque Real Łazienki.

Los fundadores del jardín, en el año 1818, fueron Michał Szubert y Jakub F. Hoffman. En el índice detallado de las plantas publicado 6 años después de su inauguración (1824) se puede hallar información acercad de más de 10.000 especies de distintos tipos cultivadas en él. Desgraciadamente el desarrollo posterior del jardín fue interrumpido por el estallido del Levantamiento de Noviembre y el cierre de la Universidad de Varsovia por las autoridades zaristas en el año 1834. En el año 1916 el Jardín Botánico volvió formar parte de la jurisdicción de la Universidad de Varsovia. Fue entonces cuando el profesor Zygmunt Wóycicki pasó a ser su director. Durante la II guerra mundial el jardín fue totalmente destruido. Fueron devastados todos los invernaderos, la orangerie y las edificaciones junto a los jardines; y el hermoso, y entonces perfectamente dispuesto, terreno se convirtió sencillamente en inmensos rastros de un incendio. Su estado anterior a la II guerra mundial el Jardín Botánico de la Universidad de Varsovia no lo recuperó hasta el año 1987, cuando fue posible devolverle definitivamente su aspecto histórico al departamento de biología de las plantas, reconstruir y ampliar las célebres colecciones de rosas, enredaderas, plantas medicinales y útiles.

El objetivo principal del Jardín Botánico de la Universidad de Varsovia fue y sigue siendo la conservación de la diversidad biológica, tanto de las plantas que crecen de modo silvestre como de las especies estrictamente cultivables. No hace mucho ha sido creada también la primera colección en Polonia de especies ornamentales autóctonas de árboles ornamentales, arbustos y plantas en peligro de extinción. El Jardín Botánico lleva también a cabo investigaciones especializadas y cumple las funciones de un “taller de la ciencia” excepcionalmente bien preparado para la botánica y la dendrología.

Algunos de los árboles fueron incluso plantados por el propio fundador del Jardín, Michał Szubert. A estos pertenece una enorme haya común así como el Ginkgo biloba traído hasta acá desde la lejana China, cuyas hojas en forma de abanico se han convertido en símbolo del Jardín.

Galería de Imágenes


Created with Admarket’s flickrSLiDR.

Fuente: WarsawTour