Os presentamos la primera bici con asistencia eléctrica sin cables del mundo. No tiene siquiera cables para los frenos o las marchas y tampoco se ven feos cables entre el motor, las baterías o el acelerador.

Todo el cableado y electrónica necesario está dentro de la rueda delantera. Eso incluye el motor, una batería de litio y el controlador que mueve la bici.

En caso de que tu teléfono se quede sin baterías, la rueda también tiene un puerto USB para recargarlo y un pequeño display que muestra el nivel de  carga. Un sistema de frenado regenerativo envía corriente a la batería, convirtiendo a la rueda delantera también en un pequeño generador. Y todo ello continua siendo una bicicleta.

La Shadow Ebike viene con un motor de 250 ~ 350 W, una batería de iones de litio de 36V y 10 AH que ofrece una autonomía entre 20 y 25 km en modo eléctrico puro y entre 35 y 40 km en modo de asistencia eléctrica. La carga dura unas cuatro horas y la batería tiene una vida de 700~800 ciclos de carga/descarga.

Daymak, el fabricante, asegura que los componentes de cada Shadow Ebike están emparejados de forma que la posibilidad de que se produzcan interferencias desde otra red inalámbrica es de una entre mil millones. El uso de tecnología inalámbrica facilitará que, algún día, las bicis puedan interactuar con dispositivos móviles o con PCs.

Daymak ha puesto la bici a la venta por la friolera de 2000 dólares, un precio bastante elevado para ir a trabajar en bici y poder recargar el móvil.

Fuente: ISon21