Evitar tala en la Dehesa de la Villa

0 28
fresno-de-hoja-ancha
Fresno de Hoja Ancha

La Dehesa de la Villa es un parque situado al noroeste de la ciudad de Madrid (España), concretamente en el barrio de Ciudad Universitaria del distrito de Moncloa-Aravaca. Su principal característica es que mantiene su condición de bosque, estando en su mayor parte sin ajardinar.

José Javier Aijón, un lector de este blog, nos cuenta el plan que tiene el Ayuntamiento de Madrid, por medio de su concejala Ana Botella, para talar más de 100 árboles plantados por el mismo hace 10 años:

Existe un lugar en la Dehesa de la Villa que hasta hace 10 años era un secarral originado por el desescombro de materiales de construcción tales como cemento, yeso, cristales, pilas eléctricas, plásticos, etc. En aquella época no era más que un terreno baldío sin vida.

Los administradores de la Dehesa no se han preocupado por dicho lugar hasta ahora. En el año 1.999 decidí que sería bueno recoger semillas de los árboles de la zona y plantarlas para que crecieran desde pequeños en el lugar donde tendrían que pasar el resto de su vida. De esta forma se consigue que dichos ejemplares se adapten con total garantía de éxito al tipo de tierra y a la radiación, sequía, calor, frío, Ph, etc.

A día de hoy viven alrededor de 140 árboles sanos entremezclados de 34 especies en perfecta armonía y equilibrio ecológico que han conseguido cambiar un paisaje desértico en un lugar donde se pueden apreciar las distintas estaciones del año. Toda la comunidad de vecinos de   la zona está encantada con el cambio. Además acuden familias con sus hijos no solo para disfrutar de este lugar sino que además me piden que seleccione durante el Otoño hojas de estos árboles de fronda para trabajos escolares con su correspondiente identificación. Diversos colegios acuden con sus profesores y alumnos a ver este entorno para aprender de él.

No entiendo que daño pueden hacer Robles, Olmos, Moreras, Nogales, Fresnos, Ginkgos, Almez, Castaños, Acacias, etc, cuyas raíces son extraordinariamente profundas, lo que hace que su mantenimiento de agua sea mínimo. Además todos tienen un alcorque o cuenca tapada con paja para que la evaporación sea mínima.

No busco ni quiero una medalla ni una estatua. Solo pido respeto por unos seres maravillosos que generan enormes cantidades de Oxígeno y Vapor de Agua, regeneran y fijan la tierra impidiendo que se erosione, que se comen toneladas de Dióxido de Carbono, que eliminan los metales pesados del suelo, que sirven para comerse una gran cantidad de contaminación y de polvo y que posibilitan la vida de una gran cantidad de lombrices y mantienen a una comunidad de abejas gracias a sus flores de primavera. Ésto último es una función única de los árboles de fronda y no de los pinos.

Por el bien de dichos árboles y de su convivencia con los pinos, de los beneficios que nos proporcionan a todos y del respeto, el derecho y la obligación que tenemos de cuidarlos les ruego que impidan su eliminación por parte de la cúpula de la dirección que gestiona la Dehesa de la Villa, que después de 10 años sin hacer nada por recuperar ese terreno baldío, ahora quiere quitar para el próximo otoño todos los árboles de fronda, incluídos aquellos que tienen más de 10 años para suplantarlos por pinos y encinas que tienen que comprar gastando dinero público y con tallas mucho menores y cuyo grado de crecimiento es realmente lento.

Impedir este programa es de sentido común, completamente gratuito y no necesita de ningún recurso adicional. Los árboles que fueron plantados por mí son de todos y los vimos crecer desde que eran unos bebés; les tenemos gran cariño, tienen una importancia capital sobre la regeneración del suelo, de la atmósfera y de la formación de acuíferos; además su media de vida va desde los 500 años a los 3.000 años.

Contactar con José Javier Aijón

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.